matar.es.

matar.es.

Cómo aplicar la teoría del análisis del comportamiento en la investigación criminal

Cómo aplicar la teoría del análisis del comportamiento en la investigación criminal

Introducción

La investigación criminal siempre ha sido una tarea complicada y delicada. En la mayoría de los casos, los investigadores tienen que armar un rompecabezas para poder identificar y atrapar al criminal que ha cometido un delito. Afortunadamente, existen varias teorías y metodologías para ayudar en esta tarea. Una de las teorías más útiles en la investigación criminal es la teoría del análisis del comportamiento. En este artículo, aprenderás cómo aplicar la teoría del análisis del comportamiento en la investigación criminal. En primer lugar, se explicará en qué consiste esta teoría y qué beneficios puede ofrecer a los investigadores. A continuación, se describirán las diferentes etapas del análisis del comportamiento, y se explicará cómo cada etapa puede ayudar a resolver un caso. Por último, se presentarán algunos casos reales en los que se ha utilizado esta teoría con éxito.

¿Qué es la teoría del análisis del comportamiento?

La teoría del análisis del comportamiento, también conocida como perfilación criminal, es una metodología que tiene como objetivo analizar el comportamiento del delincuente para identificar características y patrones útiles para la investigación criminal. Esta teoría se basa en la idea de que el comportamiento de un delincuente está influenciado por su personalidad y experiencia previa. La perfilación criminal se divide en dos tipos: el análisis del perfil de un delincuente desconocido y el análisis del perfil de un delincuente conocido. En el primer caso, el investigador estudia las características del delito y las evidencias para construir un perfil del delincuente desconocido. En el segundo caso, el investigador utiliza la información de un delincuente conocido para construir un perfil más detallado.

¿Por qué es útil el análisis del comportamiento en la investigación criminal?

El análisis del comportamiento en la investigación criminal ofrece varios beneficios. En primer lugar, permite a los investigadores centrarse en un grupo más reducido de personas sospechosas. Esto ahorra tiempo y recursos, lo que significa que los investigadores pueden solucionar casos más rápido. En segundo lugar, el análisis del comportamiento puede ayudar a prevenir futuros delitos, ya que los investigadores pueden identificar patrones y tendencias en el comportamiento del delincuente que pueden ser útiles para prevenir delitos similares.

Las etapas del análisis del comportamiento

El análisis del comportamiento se divide en varias etapas. A continuación, se explicarán cada una de estas etapas con más detalle:

Etapa 1: Evaluación de la escena del crimen

En la primera etapa del análisis del comportamiento, el investigador evalúa la escena del crimen para recoger información útil. Esta información puede incluir detalles sobre cómo se cometió el delito, las características del lugar donde se cometió el delito y las evidencias encontradas en la escena. El objetivo de esta etapa es identificar cualquier pista que pueda ayudar a construir un perfil del delincuente.

Etapa 2: Análisis de la víctima

En la segunda etapa del análisis del comportamiento, el investigador analiza la víctima. Esto incluye una evaluación de su personalidad, antecedentes y relaciones personales. El objetivo de esta etapa es identificar cualquier factor que pueda haber influido en la selección de la víctima por parte del delincuente.

Etapa 3: Análisis de la escena del crimen

En la tercera etapa del análisis del comportamiento, el investigador analiza la escena del crimen de nuevo. Esta vez, el objetivo es identificar patrones en el comportamiento del delincuente. Por ejemplo, el investigador puede buscar pistas sobre cómo el delincuente entró y salió del lugar donde se cometió el delito, si el delincuente se tomó algún tiempo para planear el delito, si el delincuente dejó alguna huella o evidencia y así sucesivamente.

Etapa 4: Construcción del perfil del delincuente

En la cuarta etapa del análisis del comportamiento, el investigador utiliza toda la información recopilada para construir un perfil del delincuente. Este perfil incluye características físicas, personalidad, antecedentes y cualquier otra información relevante. El objetivo es crear un perfil lo más preciso posible para poder identificar al delincuente.

Etapa 5: Investigación y arresto

En la quinta y última etapa del análisis del comportamiento, el investigador utiliza el perfil del delincuente para investigar y arrestar al sospechoso. En algunos casos, el perfil puede ser suficiente para identificar al delincuente. En otros casos, el perfil puede ser utilizado para guiar la investigación y encontrar más pruebas para identificar al delincuente.

Casos de éxito en la aplicación de la teoría del análisis del comportamiento

A continuación, se presentarán algunos casos reales en los que se ha utilizado la teoría del análisis del comportamiento con éxito:
  • El caso de la "Mujer de hielo": En este caso, el investigador John Douglas fue capaz de construir un perfil del delincuente basado en la forma en que había desmembrado el cuerpo de la víctima y había colocado sus partes en diferentes lugares. Este perfil llevó al arresto y condena de Robert Hansen, un cazador de trofeos en Alaska.
  • El caso de "La Basurera Asesina": En este caso, el investigador Roy Hazelwood fue capaz de identificar las características y motivos del delincuente basándose en su comportamiento en la escena del crimen. Este perfil llevó al arresto y condena de Jane Toppan, una enfermera que había matado a docenas de pacientes durante su carrera.
  • El caso del "Asesino Green River": En este caso, el investigador Robert Keppel fue capaz de construir un perfil del delincuente basado en las características de las víctimas y el lugar donde se encontraron sus cuerpos. Este perfil llevó al arresto y condena de Gary Ridgway, uno de los asesinos en serie más prolíficos de la historia de los Estados Unidos.

Conclusión

La teoría del análisis del comportamiento es una herramienta valiosa para los investigadores criminales. Permite a los investigadores centrarse en un grupo más reducido de sospechosos y puede ayudar a prevenir futuros delitos. Sin embargo, es importante recordar que el análisis del comportamiento no es una ciencia exacta y no siempre es efectivo. Aun así, seguir las etapas del análisis del comportamiento puede ser útil en la resolución de muchos casos criminales.